jueves, 22 de diciembre de 2011

Dedicado a las nubes, por volver visible el cielo y fértil el suelo.

Escribo como quien reza, para pedirle a ese invento humano de Poder Superior que me ayude, que es demasiado denso el aire: Llegó el verano.

Mi hermana mayor no va a estar para navidad, por octava vez, y mi hermana menor no va a estar para navidad, por quinta vez. Mi corazón es un agujero: Me falta el aire.

Agradezco el abrazo de mi hija y el aire acondicionado. Eso, y haber podido hacer pan dulce, lengua a la vinagreta, pan casero con super poderes y humus. Al fin y al cabo, sí estarán mi hija y mi hermana del medio y toda su familia, así como mi madre y mi padre. Comeremos mi torta de boda-que-no-fué y veremos qué sabor tiene después de haber estado en mi heladera más de 14 meses, utilizando el 25% de mis recursos frigoríficos y el 100% de los amorosos.

En medio de todo lo bueno que tiene la vida para mí, del cierre del año del trabajo,  las entregas finales del posgrado, los trabajos buenísimos que arrancan urgentes, la escultura en hierro lista para patinar, la obra fotográfica para Innova ya embalada, la producción para Luis Magallanes preciosa terminada y entregada, las joyas de gres y plata en camino, yo en las nubes.

Disfruto las merecidas vacaciones de mi hija que está en casa haciendo sus divinuras, aunque yo sin estantería. Tenía una comprometida, y se me cayó. Qué me rescata del duelo de lo que no va a ser? Mi impotencia humana se enfrenta a la realidad como una pared. A esta altura del año y de mi vida no puedo pensarla como una suma de ladrillos, no, hoy es una pared. No va a ser lo que podría haber sido, es lo que es, una pared. Fueron ladrillos como para construir una casa, y antes fue barro y fuego. Hoy no es ni un puente, no, es una pared.

Voy a hacerme una escalera gigante. Y a ver si ahora puedo seguir trabajando en mis cosas.

Fortaleza y esperanza para todos nosotros. Todo pasa, así como va a pasar la Navidad, y el verano también va a pasar, así como va a pasar este mal de amores, como pasaron otros antes. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada